Son ya más de 60 años desde que el ejército chino invadió Tíbet. En 2011 China va a marcar lo que - en una gran distorsión de los hechos - han llamado la "Liberación Pacífica de Tíbet". Para los tibetanos y sus simpatizantes, estos han sido 60 años desde que la República Popular China se adentró a territorio tibetano de manera agresiva, consolidando la ocupación militar de Tibet. "El acuerdo de los 17 puntos", firmado el 23 de Mayo de 1951 por el Gobierno chino y el Gobierno tibetano bajo amenazas, se colapsó con las protestas por parte del pueblo tibetano en contra del dominio chino y el escape del Dalai Lama en 1959 (a).

Durante 60 años China ha gobernado el Tíbet, 60 años para ganar los corazones y las mentes de los tibetanos, para debilitar la influencia del exiliado Dalai Lama, y tratar de que la región Tibetana sea asimilada por la China continental. Sin embargo, durante décadas, los tibetanos han rechazado y siguen resistiendo activamente al gobierno chino, a través de protestas, actos de protesta directa no violentos, o bien han huído al exilio.

El 19 de julio 2011, Xi Jinping, futuro presidente de China, presidió una importante ceremonia en la plaza del Palacio Potala en Lhasa, durante la cual afirmó que "la liberación pacífica del Tíbet aplastó el intento de fuerzas externas para separar al Tíbet de China. Se confirmó la soberanía nacional y la integridad territorial para salvaguardar la unificación nacional y la unidad étnica. Se abrió el camino para que un millón de siervos en el Tíbet se pusieran de pie y se conviertan en dueños de su propio destino y marcó el comienzo de una brillante perspectiva de prosperidad y progreso para el Tíbet" (b). Pero incluso mientras Xi conducía su discurso, hace tan solo un par de años hubo protestas en contra de la ocupación China hace tan solo un par de años, los tibetanos en la meseta, se levantaron una vez más en protestas que abarcaron todo el territorio, como una denuncia clara a las reglas del gobierno chino impuestas en Tibet. Las manifestaciones del 2008 (c), que fueron por lo general pacíficas se caracterizaron por la participación de jóvenes, muchas fotos del Dalai Lama impresas en libros y la demanda de su retorno al país. A pesar de la brutal represión, y apesar de la promesa de Xi Jinping de "pelear en contra de las actividades separatistas" y de "apaciguar por completo cualquier intento de amenaza contra la establidad de Tibet" las protestas y otras formas más sutiles de resistencia continúan hoy en día.

La identidad nacional tibetana es más fuerte que nunca. Como parte de un renacimiento cultural en el Tíbet, cantantes y escritores tibetanos hacen un llamado a las provincias de Kham, Amdo y U'Tsang a unirse. Sus letras anuncian el regreso del Dalai Lama, y la unificación de los tibetanos en Tíbet y en el exilio, podría decirse que los tibetanos están más unidos como nación ahora que nunca. 60 años de dominio chino están lejos de haber aplastado el espíritu tibetano y, a pesar de todo el sufrimiento, la determinación de los tibetanos persiste.

Este Reporte es una lista de "17 puntos de desacuerdo" entre China y los miembros de la Red Internacional del Tíbet, para contrarrestar la muy esperada campaña propagandística de China.

Abbreviaciones
RAT = Región Autónoma Tibetana, RPC = República Popular China, PCC = Partido Comunista Chino, ALP = Armada de Liberación Popular

Para descargar el documento completo de 'Los 17 puntos de desacuerdo' da click aquí:
Español

1. Ocupación Militar más no Liberación Pacífica

China dice: "El cielo en Tíbet siempre le pertenecerá al pueblo tibetano y Tíbet será siempre parte de China como lo ha sido." Padma Choling, marzo de 2011 (1a).

La realidad: La "liberación pacífica" de China en Tíbet fue una invasión militar que comenzó en 1949, el 7 de octubre 1950, 40.000 soldados del Ejército Popular de Liberación cruzaron el Río Drichu (Yangtsé), en Tíbet central. Irremediablemente en inferioridad numérica, el ejército tibetano se rindió el 19 de octubre (1b). Tíbet, un país independiente desde 1911 (1c) se convirtió en un estado ocupado (1d). La persecución de China aumentó gradualmente, al igual que la resistencia tibetana; en Marzo de 1959 las protestas populares estallaron en Lhasa. Cuando el EPL comenzó a bombardear la ciudad, el Dalai Lama se vio obligado a escapar de Tíbet. Según China, 87.000 tibetanos murieron o fueron arrestados como resultado del levantamiento (1e). Se estima que las tropas del EPL estacionadas en el rango de la Meseta Tibetana variaban entre 150.000 - 500.000 (1f) soldados. Se impuso una ley marcial en el año 1989 y la presencia militar se mantiene hasta nuestros días.

1. Ocupación Militar más no Liberación Pacífica

2. Los tibetanos son una nación no una minoría

China dice: "Como miembros de la gran familia de la nación china, los tibetanos han creado y desarrollado una cultura propia, brillante y distintiva durante una larga historia de continuos intercambios y contactos con otros grupos étnicos" La consejera de Estado Liu Yandong (2a).

La realidad: [La República Popular de China] ha declarado que los tibetanos son una de las 56 nacionalidades étnicas (2b) y la unificación de los grupos étnicos de China ha sido un proceso largo y con un sólo propósito (2c). Esta mentira fabricada nacionalmente, arraiga en el profundo etnocentrismo histórico de China, y se convirtió en la base para la expansión China y la colonización del Tíbet y otros territorios vecinos (2d). Tíbet no es sólo una nación claramente definida, sino que además el gobierno Tibetano cumplía con los criterios de un estado soberano, tres décadas antes de la fundación de la República Popular China. Antes de la invasión, la mayoría de los tibetanos y los chinos tenían poco o nulo contacto, y China no había ejercido formalmente el control sobre Tíbet (2e). Sin embargo los líderes Chinos han clasificados a los tibetanos como "bárbaros incivilizados" y como uno de los pueblos que deben de ser "asimilados o eliminados" (2f). Por su parte los tibetanos, siendo muy orgullosos e independientes no mostraron signos de asimilarse a uno sólo país (China) y por lo tanto el PCC ha llevado a cabo políticas destinadas a eliminar la nación tibetana en su totalidad.

2. Los tibetanos son una nación no una minoría

3. Controlados a la fuerza, no con su consentimiento

China Dice: "En marzo del 2011, Zhang Qingli dijo que el Tíbet se mantuvo estable. "No es que las fuerzas anti-chinas y la camarilla del Dalai Lama no hayan pensado en ello, pero el hecho es que no han sido capaces de suscitar algún tipo de protesta desde el incidente del 14 de marzo". Ese mismo mes, Tíbet fue "bloqueado" para los turistas extranjeros, debido al, citando a Zhang, mal tiempo, las heladas temperaturas del invierno, el hacinamiento y la congelación (3a). O "Debemos construir una Gran Muralla en nuestra lucha contra el separatismo y salvaguardar la unidad de la patria, e impulsar la estabilidad básica del Tíbet hacia una estabilidad a largo plazo", Hu Jintao.

La realidad: Después de 60 años, China todavía se basa en el control militar y paramilitar de Tíbet, sobretodo un control que aumenta cada vez que se avecina alguna fecha significativa para los tibetanos. Las protestas masivas han seguido a lo largo y ancho de las áreas tibetanas desde el año 2008 por ejemplo, Ngaba en Marzo del 2011. En Tibet existen 824 presos políticos (3b). Desde el 2010 China gasta más en la seguridad pública de lo que lo hace en defensa (3c). China nunca ha admitido ser responsable de los miles de detenidos en el 2008, ni de las muertes que han resultado de sus medidas de seguridad (3d) [por ejemplo, los disparos fatales ocurridos en el 2006 por la policía fronteriza china en donde la monja Kelsang Namtso de 17 años de edad fue asesinada. (3e)

3. Controlados a la fuerza, no con su consentimiento

4. Pobreza, no prosperidad

China Dice: "El PIB de la región llegó a 50,8 mil millones de yuanes (EE.UU. 7,75 mil millones dólares) en el 2010, con una tasa de crecimiento anual del 12,4% El ingreso neto per cápita de los agricultores y ganaderos afectados es de 4.319 yuanes, el doble que en el 2005" Choling Padma (4a).

La realidad: A pesar de los gigantescos niveles de inversión (310 millones de yuanes desde 2001, el equivalente de £ 30 millones (4b) en la Región Autónoma del Tíbet (TAR), los fondos beneficiaron principalmente a los inmigrantes chinos (ver 11) y de hecho esto sólo ha contribuido a la marginación económica de los tibetanos. Andrew Fischer, un economista especializado en desarrollo, quien analizó las estadísticas del gobierno chino llama a este tipo de crecimiento en Tíbet "étnicamente excluyente" (4c). La velocidad y la magnitud de la migración de chinos Han a la meseta del Tíbet, las oportunidades de negocio y empleo desiguales que crea esta migración fueron algunas de las fuerzas motrices detrás de las protestas en Lhasa en 2008.

4.Pobreza, no prosperidad

5. Dalai Lama - Icono de Paz, no Lobo disfrazado

China Dice: "Estamos en medio de una feroz lucha con sangre y fuego, una lucha de vida o muerte con la camarilla del Dalai Lama", cita el diario China Daily Zhang Qingli, Presidente de la RAT Jampa Phuntsog diciendo que la mayoría de los tibetanos no desean que el Dalai Lama regrese a Tibet (5a).

La realidad: El Dalai Lama es el representante por excelencia del pueblo tibetano y un icono de paz respetado a nivel mundial. Él es visto por Pekín como el enemigo número uno, a quien describen como un "lobo con ropas de monje" y "un monstruo con rostro humano" (5b). Su imagen está prohibida en el Tíbet (5c). Durante el 2008, tibetanos de todas las edades se levantaron en protesta y arriesgaron sus vidas para exigir el retorno del Dalai Lama. China lo acusó a Él ya su 'pandilla de separatistas' de incitar las protestas (5d). Su reciente decisión de delegar el poder político a un liderazgo elegido democráticamente sólo ha fortalecido su posición, Él sigue siendo el portavoz de libertad de la nación tibetana.

5. Dalai Lama - Icono de Paz, no Lobo disfrazado

6. Idioma: Protección, no asimilación

China Dice: "Todas las nacionalidades tienen la libertad de usar y desarrollar sus propias lenguas habladas y escritas y mantener o reformar sus tradiciones y costumbres." Artículo 4 de la Constitución de la República Popular China (6a).

La realidad: "... en Tibet hay pocas perspectivas de empleo lucrativo para los tibetanos que no han sido educados en china. Tampoco es posible que un estudiante educado en tibetano adquiera las cualidades profesionales en la universidad. No existen cursos adecuados que se enseñen en tibetano" declara Dorje Tsering, un maestro tibetano (6b). Desde el 2008, China ha intensificado sus esfuerzos para marginar el idioma tibetano y promover el chino como el idioma de su elección para una mayor movilidad social (6c). En octubre del 2010, más de 10.000 estudiantes y maestros tibetanos protestaron en contra de las reformas de educación, cuyo objetivo era cambiar el idioma principal de enseñanza del tibetano al chino (6d). La política lingüística de Qinghai que establece "el mandarín debe de ser primero" fue considerada como un ataque directo a la cultura tibetana, al igual que las políticas de reeducación impuestas en los monasterios tibetanos (6c). A pesar de los esfuerzos de China, actualmente existe un resurgimiento de la lengua tibetana como una expresión de identidad entre los tibetanos (6e).

6. Idioma: Protección, no asimilación

7. La ocupación no es nada fácil

China Dice: 'El ingreso por turismo del Tíbet alcanzó 22,620 millones de yuanes, en promedio un alza de 30% por año.... la administración local de turismo calcula que las llegadas de turistas llegarán a 15 millones en 2015' (7a).

La realidad: Con millones de visitantes nacionales y extranjeros cada año, Pekín anticipa que el turismo, una "industria pilar designada", acelerará el desarrollo económico en el Tíbet. Al tiempo que intentan maximizar la rentabilidad del turismo, las autoridades controlan lo que los turistas ven y aprenden. Los guías turísticos y los hoteleros son presionados para que ofrezcan una versión oficialmente sancionada de la historia del Tíbet. Los guías turísticos pueden ser suspendidos y encarcelados por indiscreciones percibidas, incluido hacer amistad con turistas y hacer caso omiso de los lineaminetos del partido. En marzo de 2011, en coincidencia con los aniversarios de los Levantamientos de 1959 y 2008, la RAT fue cerrada para los turistas debido a una 'capacidad limitada de alojamiento' (7b), a pesar de la reciente apertura en Lhasa de varios hoteles internacionales, entre ellos el St. Regis Lhasa (7c).

7. La ocupación no es nada fácil

8. Opresión, no emancipación

China Dice: "Sin la liberación pacífica del Tíbet, la entrada del Partido Comunista de China y el ALP (Armada de Liberación Popular), ese pueblo tibetano oprimido y esclavizado no habría comprendido profundamente la política del PCC," Zhu Weiqun, Frente Unido (8a).

La realidad: El Partido Comunista de China afirma haber liberado al Tíbet del "dominio opresivo y feudal del Dalai Lama" (8b), una sociedad medieval y opresiva compuesta por "terratenientes, siervos y esclavos". En marzo de 2009, el Dalai Lama dijo que las políticas de Beijing "han sumido a los tibetanos en un sufrimiento y unas tribulaciones tan profundas que literalmente experimentaban el infierno sobre la Tierra" (8c). A fin de cuentas, la condenación por parte de Beijing del pasado "feudal" de Tíbet es un típico argumento colonialista en el cual el "atraso" sirve de justificación para la invasión (8d). Antes de la invasión, muchos tibetanos reconocían inequidades en su sistema y el Dalai Lama había empezado a promover mejorías. El establecimiento en 2009 del "día de la emancipación de los siervos" es simbólico de la visión colonial que China aún tiene del Tíbet, mientras que el gobierno tibetano en el exilio es ahora una democracia (8e).

8. Opresión, no  emancipación

9. Represión, no libertad religiosa

China Dice: "La región ha implementado perfectamente una política que otorga la libertad de creencia religiosa y garantiza que todo el pueblo tibetano goce de tal derecho." Qin Yizhi, Secretario del Partido Lhasa (9a).

La realidad: Desde la ocupación china, el budismo tibetano ha sido atacado con el fin de socavar el sistema central de creencias en el cual está basado y segar la lealtad al Dalai Lama. Se calcula que 6000 monasterios han sido destruidos y en la actualidad el número de monjes y monjas ha disminuido considerablemente, las instituciones religiosas están estrictamente controladas y campañas de "reeducación patriótica" se realizan con regularidad (9b). En abril de 2011, más de 300 monjes fueron desalojados del monasterio Kirti en Tíbet oriental luego de protestas (9c). En 1995, Gedhun Choekyi Nyima, de seis años de edad y la elección del Dalai Lama como XI Panchen Lama, desapareció y sigue desaparecido, y en 1999 el XVII Karmapa se sintió obligado a huir del Tíbet. China ahora insiste en que permiso para reencarnar debe ser concedido por el gobierno (9d).

9. Represión, no libertad religiosa

10. Crisis en el Tercer Polo

China Dice: Fortalecer la protección ambiental en el altiplano tibetano es importante para "mantener la estabilidad fronteriza, la unidad étnica y la edificación de una sociedad acomodada," declaración del Consejo de Estado (10a).

La realidad: El Tíbet, conocido como el Tercer Polo debido a que alberga la tercera reserva más grande de agua dulce glaciar, se está calentando al doble de la velocidad del resto del mundo. El deshielo de los glaciares del altiplano está interrumpiendo los suministros de agua, amenazando los medios de vida sustentables y poniendo en peligro a más de mil millones de personas río abajo (10b). Desde su ocupación del Tíbet, las políticas de China han causado hambruna en toda la región, la desertificación de los pastizales, inundaciones graves debido a la tala de los bosques del Tíbet, y la destrucción ambiental debido a la explotación minera no reglamentada (10c). La solución de China es construir más presas, lo que privará a los usuarios río abajo de un suministro estable de agua. A su vez, China culpa a los nómadas del Tíbet, no a sus propias políticas, de poner en peligro los valiosos recursos hídricos de China.

10. Crisis en el Tercer Polo

11. Colonización con características chinas

China Dice: "Al implementar la estrategia de desarrollo occidental a gran escala, el desarrollo se acelerará enormemente y el talento humano fluirá hacia el occidente." Li Dezhu, Comisionado de Estado para Asuntos étnicos (11a).

La realidad: En los años 80, un gran número de trabajadores chinos llegaron a la RAT gracias a la política de "puertas abiertas". Según el censo de 2000, la población de la totalidad del altiplano tibetano -incluidos 150 condados autónomos tibetanos- es de por lo menos 10 millones, sin contar trabajadores migrantes y militares. De estos, 5.4 millones figuran como tibetanos; el resto como Han u otros pueblos chinos (11b). En 2002, funcionarios reconocieron haber fomentado la migración china, diciéndole a los periodistas que los tibetanos pronto serían una minoría en Lhasa y que el influjo de migrantes chinos formaba parte de una campaña para desarrollar la economía, traer prosperidad y estabilidad (11c). La vida colonial para muchos tibetanos consiste en la discriminación y la exclusión.

11. Colonización con características chinas

12. Los nómadas obligados a abandonar las tierras

China Dice: "Se pretende que todos los pastores abandonen la vida nómada para finales de siglo"; informe que cita a Qi Jingfa, viceministro de Agricultura 1998 (12a).

La realidad: Por lo menos 2.25 millones de tibetanos viven vidas nómadas o seminómadas, una forma de vida que es parte intrínseca de la sociedad tibetana (12b). Luego de la ocupación, los nómadas fueron clasificados como "incivilizados" y su estilo de vida se vio amenazado por las políticas agrícolas y de colectivización de China (12c). Aunque China no cumplió con su plazo límite del año 2000 para poner fin a la vida nómada, los esfuerzos para obligar a los tibetanos a vivir en complejos habitacionales tipo gueto se han intensificado desde el lanzamiento del "Plan de Desarrollo Occidental" de China. En enero de 2011, funcionarios dijeron que 1.43 millones de agricultores y pastores contaban con viviendas nuevas (12d). Las tierras, confiscadas bajo la argumentación falsa de "protección ambiental" en la era del cambio climático, se despejan principalmente para dar paso a presas y explotaciones mineras. Durante miles de años los nómadas tibetanos vivieron de manera sustentable en los pastizales; ahora, el resultado de la política china de "convertir pastizales en praderas" es el sobrepastoreo en áreas encercadas y la agudización de la desertificación (12e). El reasentamiento obligatorio está causando problemas económicos y sociales (12f), lo que probablemente aumente aún más el malestar social.

12. Los nómadas obligados a abandonar las tierras

13. Construcción de vías férreas en Tíbet

China Dice: "Un total de 16 mil millones de yuanes fueron destinados para ser invertidos en Tíbet en 2010, un alza del 46% año con año, impulsando infraestructura como aeropuertos, carreteras y ferrocarriles en la región." Padma Choling. "Si bien nuestra máxima prioridad es dar un salto en cuanto al desarrollo, mantener la estabilidad social es de gran importancia," Zhang Qingli (13a).

La realidad: La inversión económica de China en Tíbet es importante, pero el énfasis en grandes proyectos de infraestructura en lugar de proyectos dirigidos por las comunidades ha dado lugar a un desarrollo desigual que rara vez beneficia a los tibetanos más pobres. El proyecto más importante es el Ferrocarril Gormo-Lhasa, terminado en julio de 2006, el cual ha acelerado la afluencia de chinos al Tíbet y excluido aún más a los tibetanos de la economía local, agudizando el resentimiento y por tanto haciendo que sea aún menos probable la "estabilidad" deseada por China. El Ferrocarril también facilita el rápido despliegue de militares, la explotación de los recursos naturales del Tíbet y amenaza tanto los estilos de vida nómadas de los tibetanos como el medio ambiente mismo (13b).

13. Construcción de vías férreas en Tíbet

14. Control del depósito de agua

China Dice: '"Si bien el Tíbet es rico en recursos hídricos y de energía hidráulica, los recursos hídricos siguen siendo uno de los factores clave en la limitación del desarrollo de Tíbet"; Zhang [Qingli] destacó que es de gran urgencia desarrollar proyectos de infraestructura hídrica en Tíbet (14a).

La realidad: Al igual que en otros proyectos de desarrollo, las voces tibetanas han estado ausentes al tomarse decisiones sobre la construcción de presas. Hasta hace poco, Tíbet albergaba el río no represado más grande del mundo, el Yarlung Tsangpo. En 2010, China confirmó planes para construir por lo menos cinco presas en la sección central del río, incluido el Proyecto Zangmu, potencialmente el proyecto de energía hidroeléctrica más grande del mundo (14b). Las preocupaciones por los posibles impactos de dichas presas incluyen el acceso de las naciones río abajo a un suministro seguro y estable de agua (14c), el peligro de represar ríos en zonas de actividad sísmica (14d), y las amenazas a la región más biodiversa del mundo (14e).

14. Control del depósito de agua

15. Larga vida: No para los disidentes

China Dice: La esperanza de vida de los tibetanos es de 67 años, casi el doble de los 35.5 años antes de la liberación del Tíbet. Entre 2006 y 2010, se gastaron 1,700 millones de yuanes para financiar servicios médicos gratuitos para agricultores y pastores tibetanos" (15a).

La realidad: Los índices de mortalidad infantil y de niños pequeños siguen siendo de los más altos del mundo. Los nómadas obligados a reasentarse informan que rara vez se les provee la atención médica prometida, mientras que por lo general los tibetanos no pueden costear el cuidado de la salud (15b). El incremento de la prostitución en Lhasa crea preocupación en torno al SIDA. La disidencia afecta de manera significativa la esperanza de vida: los lesionados durante manifestaciones sienten demasiado miedo para buscar tratamiento, y las muertes relacionadas con la detención son comunes. A principios de 2011, un monje del monasterio Labrang murió después de haber sido arrestado y torturado luego de protestas en 2008 (15c).

15. Larga vida: No para los disidentes

16. Una segunda revolución cultural

China Dice: "El gobierno ha dedicado una gran cantidad de mano de obra, materiales y recursos a la protección y la promoción de la excelente cultura tradicional tibetana... lo que ha dado lugar a la protección y el desarrollo sin precedentes de la cultura tibetana." Documento oficial 2008. "Cualquier persona que posea música o videos ilegales enfrentará severas consecuencias," sitio de Internet de la Escuela Shigatse (16a).

La realidad: Beijing siempre se ha apoyado en la música y las canciones para transmitir propaganda, pero las autoridades mantienen un lista de cantantes tibetanos "aceptables"; decenas de canciones en lengua tibetana son prohibidas y en los puntos de control de seguridad a menudo se verifica si los teléfonos de los tibetanos contienen tonos y canciones ilegales (16b). Unos 30 escritores y artistas tibetanos han sido detenidos y han purgado condenas, entre ellos Tashi Dhondup (16c), pero a pesar de esto, cada vez más artistas están reafirmando su identidad cultural, pidiendo unidad entre los tibetanos y celebrando el espíritu perdurable de la resistencia tibetana.

16. Una segunda revolución cultural

17. La felicidad a punta de pistola

China Dice: CCTV anunció que Lhasa recibió el premio "Ciudad con la gente más feliz 2010" (17a).

La realidad: La escritora e intelectual tibetana Woeser respondió: "Vivir a punta de pistola día y noche, ser perseguidos por francotiradores incluso al acudir al templo a rezar, ¿cómo puede haber sentimiento de felicidad alguno? ¿Será posible que después de tan poco tiempo la gente de Lhasa haya dejado atrás el terror ensangrentado de 2008 y que de nuevo no paren de sonreír? Si la gente es tanto más feliz que mucha otra gente en muchas otras ciudades chinas, ¿por qué siguen manifestándose en las calles?" (17b).

17. La felicidad a punta de pistola